Una alarma de incendio es un dispositivo que detecta humo, puede ser un aparato electrónico, electromecánico, electroacústico, de campana o tipo bocina. Con el uso de estas alarmas se puede advertir de un posible incendio y evitar pérdidas humanas y materiales.

Tipos de una alarma de incendios

Detector de humo: es una alarma que detecta la presencia de humo en el aire y emite un sonido para avisar del peligro o riesgo de incendio.

Estaciones manuales: informa sobre el inicio de un incendio con una sola mano. Funciona para pedir ayuda y alertar sobre siniestros.

Detector de temperatura: consiste en un sensor de temperatura, que se activa y pasa una señal a un tablero de incendios. Hay varios tipos de sensores térmicos y de grados.

Sirena: funciona como un sistema de alarma y de guía, ya que ayuda a encontrar las rutas de evacuación de forma rápida y efectiva.


Luces estroboscópicas: son luces especiales que ayudan a las personas con déficit auditivo a encontrar las salidas de emergencia.