Como lo hemos comentado en otras entradas, un extintor es un aparato en forma de cilindro que puede ser utilizado por una sola persona, usando un mecanismo de impulsión bajo presión de un gas para lanzar un agente extintor hacia el fuego con el objetivo de sofocarlo.

El fuego es un agente que puede presentarse en todo tipo de instalaciones, poniendo en peligro la vida de quienes se encuentren ahí. Por esta razón es que es indispensable contar con un equipo contra incendios, ya que por lo menos el extintor será el primer recurso con el que contaremos para defendernos de las llamas. Es efectivo y fácil de manipular; sin embargo, es importante que las personas se capaciten para usarlo correctamente.

Los pasos para utilizar el extintor son: retirar el pasador de seguridad o anillo extintor, verificando que esté correctamente presurizado. Colócate a 3 metros del fuego y abórdalo en dirección al viento, apuntando la manguera hacia la base. Aprieta la palanca o ala superior para liberar el agente extintor. Mueve la manguera de un lado a otro, manteniendo el extintor de manera vertical. Una vez apagado el fuego, coloca el extintor de manera horizontal en el piso, de esta manera los demás sabrán que ya ha sido utilizado.

¿Necesitas un extintor? Llama a Equipos y Sistemas contra Incendios en donde encontrarás desde detectores de humo, hasta alarmas contra incendio. Será un placer atenderte.